20 de julio de 2024

Yacyretá y el  fortalecimiento de la Hidrovía

Argentina y Paraguay destacaron avances en la agenda que incluye asegurar la progresión y conclusión del Brazo Aña Cuá, así como el fortalecimiento de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

La Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina, Embajadora Diana Mondino, y el Ministro de Relaciones Exteriores de la República del Paraguay, Embajador Rubén Ramírez, mantuvieron una reunión bilateral en el marco de la Asamblea de la OEA.

En la oportunidad, se congratularon por la hoja de ruta trazada para la reactivación de los diferentes mecanismos bilaterales, en el marco de la Reunión de la Subcomisión de Asuntos Políticos, realizada en fecha 9 de abril de 2024, en Buenos Aires.

En tal sentido, instruyeron convocar a la brevedad las comisiones mixtas que aún se encuentran pendientes: la Comisión Mixta sobre Prevención del Uso Indebido y Represión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas; el Comité Coordinador del Convenio sobre Recursos Ícticos; la Comisión Mixta de Cooperación Técnica y Científica y la Comisión de Monitoreo Del Comercio.
Asimismo, los Cancilleres coincidieron en convocar y presidir la Comisión de Coordinación Política e Integración (Gran Comisión) en Argentina, una vez que todos los grupos técnicos hayan elevado un informe sobre el estado de situación de los temas de su competencia.

Destacaron los entendimientos alcanzados durante la XIX Reunión del Grupo Técnico Mixto de Integración Física entre ambos países para impulsar los proyectos en materia de integración vial, ferroviaria y digital, entre ellos, la construcción de puentes internacionales entre Pilar y Puerto Cano y entre Pozo Hondo y Misión La Paz; el mejoramiento de las áreas de control de frontera en Puerto Falcón y Clorinda, así como la convergencia de las obras para la pronta habilitación del Corredor Bioceánico Vial.

Renovaron la importancia de la Hidrovía Paraguay-Paraná como capital estratégico de ambos países para su desarrollo y el acceso en condiciones competitivas a los mercados de ultramar, y reforzaron su compromiso en adoptar medidas que privilegien la eficiencia del transporte fluvial, mejoren las condiciones de navegabilidad, refuercen su complementariedad y fortalezcan la estructura e institucionalidad del sistema del Acuerdo de Santa Cruz de la Sierra sobre Transporte Fluvial, desde una visión integral, cooperativa y mancomunada.

Reafirmaron la relevancia de las acciones que implementan ambos Gobiernos para promover el desarrollo económico y social de sus países, al tiempo de ratificar el compromiso en torno a la complementación de actividades productivas a través de cadenas de producción y logística que integren a ambos países, por lo cual instruyeron la convocatoria de la Comisión de Monitoreo Del Comercio a nivel de Viceministros.

Ambos Cancilleres ratificaron el compromiso de profundizar los vínculos estratégicos en materia energética, con especial énfasis en el ordenamiento administrativo, financiero y económico de la Entidad Binacional Yacyretá, a fin de garantizar la operación y mantenimiento de la Central Hidroeléctrica, como así también asegurar la progresión y conclusión de los trabajos de maquinización del Brazo Aña Cuá.

Asimismo, coincidieron en la importancia de robustecer la integración regional a través de nuevos emprendimientos energéticos. Valoraron especialmente la propuesta de construcción del gasoducto de Vaca Muerta a Sao Paulo, pasando por territorio paraguayo, a fin de abastecer con gas natural no solamente al Brasil sino también al mercado interno paraguayo.

Con el objeto de proponer soluciones y procedimientos ágiles y oportunos para el tránsito de personas, vehículos y mercaderías, por los pasos fronterizos habilitados y por habilitarse, así como promover la cooperación, la integración y desarrollo de las áreas de frontera, entre ambos países, los Ministros instaron a sus respectivas instituciones a redoblar esfuerzos a efectos de avanzar a través de los mecanismos técnicos.

Teniendo en cuenta la visión compartida sobre la importancia de la seguridad para el desarrollo de ambas naciones, se comprometieron a fortalecer la cooperación en la lucha frontal contra la delincuencia organizada transnacional, el narcotráfico, el lavado de activos, el tráfico ilícito de armas, las amenazas a la ciberseguridad y otros delitos conexos, que socavan la paz y la seguridad de sus conciudadanos.

Fuente: Momarandu