20 de julio de 2024

Pueblo y autoridades participaron del Tedeum del 9 de julio en Posadas

La ceremonia religiosa estuvo a cargo del padre Sebastián Escalante, vicario general de la Diócesis de Posadas.

Ayer por la noche el gobernador Hugo Passalacqua, junto al intendente de Posadas,Leonardo Stelatto participaron en el Solemne Tedeum con motivo de la celebración del Día de la Independencia, en la Iglesia Catedral San José de Posadas. La misa fue oficiada por el padre Sebastián Escalante, vicario general de la Diócesis de Posadas. Así, fue numerosa la concurrencia de fieles en la Catedral, junto a autoridades locales y provinciales, que se congregaron para conmemorar un nuevo aniversario de la Independencia Argentina.

La misa incluyó momentos de oración y agradecimiento, recordando los valores de libertad y justicia que marcaron la independencia del país hace más de dos siglos. Vale resaltar que el término “Tedeum” proviene de un antiquísimo himno cristiano de alabanza y acción de gracias a Dios, se trata de un himno muy venerable, reservado a lo largo de la historia para agradecimientos especiales. En Argentina, es una liturgia de acción de gracias en fechas patrias del 25 de Mayo y el 9 de Julio que finaliza con la entonación del Himno Nacional. 

«Necesitamos unión en todos los sectores»

En su homilía, el padre Sebastián Escalante resaltó el valor de mantener vivos los ideales de los próceres que lucharon por la independencia y exhortó a los presentes a seguir trabajando por una sociedad más justa y solidaria. También se destacó la necesidad de unidad y colaboración entre los distintos sectores de la comunidad para enfrentar los desafíos actuales.

Además, el cura celebró que “el señor gobernador recordara, en el discurso del acto central, ese hito importantísimo para nuestra provincia y nuestra historia nacional. Por que en 1815, con la presencia de un hijo de las reducciones, don Andrés Guacurarí Artigas, participaba del Congreso de los Pueblos Libres, del Congreso del Arroyo de la China, un anticipo de la Independencia Argentina, una independencia forjada por un diálogo muy fecundo, hecho por hombres simples”.

Por último, el vicario insistió que “la independencia y libertad proclamadas hace más de dos siglos no siempre se tradujeron en tiempos de paz y de progreso para todos. Entonces, tenemos que trabajar más y juntos para conseguirlo. Es por eso que esta celebración, queridos amigos, debe impulsarnos a asumir con magnanimidad el deseo de ser Nación, una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común”.

“Los congresales de Tucumán pensaron también en nosotros y no cabe duda de que somos la razón de la sacrificada y riesgosa entrega de sus vidas, tiempo e intereses que sin titubeos nos ofrecieron. El ideal de vivir la Argentina como una gran familia donde la fraternidad, la solidaridad y el bien común incluyan a todos los que peregrinamos en su historia está muy lejos todavía de haberse alcanzado. Tenemos que trabajar más por conseguirlo”, señaló el sacerdote en alusión a la Declaración de la Independencia.