18 de junio de 2024

Retirados de la policía continuan sus reclamos frente a Jefatura

Los retirados continuarán en esa postura hasta que se concrete una negociación salarial.

El lunes comenzó con la presencia de varios retirados en la vereda de la Jefatura sobre calle Félix de Azara, que las autoridades quisieron desactivar con una nota proponiendo un aumento para cada categoría, sin haber escuchado los reclamos del sector, por lo que fue rechazado rapidamente por los uniformados.

Desde allí la protesta fue escalando en número y en intensidad y desde ayer, los efectivos cortaron la circulación sobre calle Félix de Azara entre Tucumán y Santiago del Estero para solicitar, con mayor firmeza, una mesa de negociación donde puedan ser escuchados y no que les otorguen un aumento por decreto, que además dista de responder a su necesidades básicas. De acuerdo a lo que trascendió ayer, esa modificación en sus haberes, significaría 40 mil pesos de bolsillo, lo que consideran insuficiente ante el atraso salrial y el consiguiente aumento en el costo de vida.

Además de permanecer y acampar en las afueras de la Jefatura, más uniformados se plegaron a la protesta e indicaron que «nos quedaremos aquí hasta que nos escuchen, porque no somos caprichosos, sino personas que necesitamos una respuesta acorde a la situación actual».

El anuncio del Gobierno

El Gobierno había anunciado el lunes un incremento al básico desde mayo, por decreto, que lleva el sueldo de bolsillo de un Agente de Policía a $ 455.724,70; el de un Sargento a la suma de $ 545.167,80; de un Suboficial Mayor la suma de $ 798.886,90; y de un Comisario asciende a $ 738.215,80, todos tomando como referencia titulo secundario, zona capital y sin cargo. El aumento al básico también influye en el aumento del valor de las Horas Extras.

Foto: El Territorio