18 de junio de 2024

A la espera de las paritarias continúan y endurecen reclamos docentes

Los docentes reclaman una recomposición salarial acorde a la inflación registrada en los últimos meses.

Si bien se acordó para el viernes 10 una reunión de la mesa salarial docente, en distintas ciudades de Misiones se siguen replicando los reclamos de los educadores, que solicitan en caracter de urgente un incremento en sus haberes que quedaron absolutamente desfasados con respecto a la inflación registrada en los últimos meses.

Marchas, asambleas, paros, protestas y carteles visibilizando la situación forman parte de la escenografía en los distintos establecimientos educativos, que fundamentalmente apuntan a la falta de diálogo para intentar alcanzar un acuerdo salarial, que le permita llegar a un sueldo digno que les permita afrontar los gastos cotidianos que le demanda vivir a una familia. Hoy en Eldorado se llevó a cabo una marcha por la ciudad, que incluyó una movilización hasta el edificio municipal y también en San Javier se realizó una movilización con asistencia masiva de docentes.

En las últimas semanas más alla, de las asambleas en las escuelas en las últimas dos horas de clase dispuestas por el FTEL, se reprodujeron manifestaciones espontáneas en varias localidades, e incluso en escuelas particularmente, que cortaron avenidas o calles por algunas horas para dar a conocer lo profundo de su reclamo, e incluso hoy en horas de la mañana una docente del Colegio Martín de Moussy inició una huelga de hambre, debido a que ayer 5 de mayo, «ya no tenía para alimentar a su hijos».

El Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha (FTEL), continuará con diversos reclamos hasta el viernes 10, aunque mañana martes los docentes marcharán hasta el CGE, para hacer oir nuevamente sus reclamos, y desestimar el «autoritarismo del CGE» por las últimas disposiciones que intentan restringir el derecho de protestar de los docentes

Sin embargo, se replicarán asambleas en las escuelas con docentes presentes, paros sin asistencia a los lugares de trabajo, desobligación laboral concluida media jornada, marchas y cortes. 

Es que el piso salarial provincial de 208.000 pesos para el docente que recién se inicia, no resiste análisis alguno a la hora de afrontar los gastos mínimos que debe realizar una familia.

Foto: Primera Edición