20 de julio de 2024

Sigue la polémica por Brown – Vicov

Los jugadores Carlos Scappini y Bautista Ortíz,  jugadores del Deportivo Vicov afirman que “Ningún jugador de Vicov agredió al árbitro ni a la Policía y se ven en las imágenes”

En diálogo exclusivo con Canal 9 Norte Misionero, Carlos Scappini y Bautista Ortíz, los jugadores del Deportivo Vicov que fueron expulsados durante el partido del sábado en Posadas por los octavos de final del Torneo Provincial, contaron detalles del incidente que terminó con la detención del capitán “Rutero” en la Comisaría Seccional Tercera de la Capital Provincial.
Scappini describió detalladamente lo sucedido en el campo de juego durante esos minutos fatales en el que el Juez principal resolvió la expulsión de Ortíz por un presunto golpe a un jugador del local y donde él, como capitán de Deportivo Vicov, fue a pedir explicaciones.
Sin embargo, el reclamo alteró las emociones del árbitro que llamó al Jefe de Seguridad para que le dé intervención a la policía y sobrevinieron los incidentes.
En su relato, Scappini asegura que “ningún jugador del club le levantó la mano al referi, ni siquiera al Policía (…) no hubo agresión”, e indicó que “ellos entraron empujando y capaz que el mismo policía se pudo haber golpeado con su escudo, por la forma brusca que entraron a proceder”.
Acotó que “fuimos de Eldorado a jugar al fútbol, ninguno de nosotros agredió a nadie (…) me acusaron de romper un escudo de un manotazo, pero reconozco el material de ese escudo y creo que de un manotazo no se va a romper”.
En el medio del tumulto, además de Ortíz, el Juez le saca la roja a Scappini. El jugador eldoradense afirma que “me dice el juez que -fue- porque el policía le dijo que le pegué una piña en el rostro y por eso toma la decisión de echarme”, recalcando que “el policía le pide que me eche”.
Al aplacarse la situación, con los dos jugadores expulsados ya en vestuarios y preparándose para ir a la tribuna para terminar de ver el partido desde allí, fue que la Policía detiene a Scappini. “Por suerte estaba Ortíz conmigo, que vio que me llevaban preso, porque, sino nadie se hubiera enterado”, dijo Scappini.
Añade que “estoy muy tranquilo, porque del momento que me llevaron sabía que yo no hice nada y ya se va a aclarar todo”, pero “nosotros, como club, nos sentimos perjudicados”, expresó.
Aseguró que “yo fui tratado como delincuente y no como jugador de fútbol, te ponen en una celda donde estás con varios detenidos… son cosas feas”, pero reflexionó que “por suerte me pasó a mi, que me estoy retirando ya de la liga, y no a unos de los chicos que recién arranca, porque qué ganas de jugar la liga van a tener si te tratan de delincuente”.
Scappini estuvo detenido desde el sábado a la tarde hasta el lunes al mediodía cuando recuperó la libertad tras ir a declarar. “Fui a declarar el lunes y lo primero que hice fue mostrarle mi mano, porque a mi me hicieron una denuncia por romper un escudo y un diente con la misma piña”, contó y agregó que la Jueza “al ver mi mano vio que no tenía ningún golpe y se da cuenta que no es así”, que sumado “a las filmaciones” donde se observan “que ningún jugador de Vicov pegó ninguna piña”, por lo que “me liberó”.
Al ser consultado si tuvo algún tipo de acompañamiento desde la Federación Misionera de Fútbol, afirmó que “de la Federación no tuve ningún apoyo, fue mi familia la que tuvo que poner un abogado para que yo pueda salir”.
Para cerrar, Scappini aseveró que esta decisión de salir a dar a conocer su versión de los hechos es para que “esto no vuelva a pasar, que sea deporte, que sea fútbol, y que la gente tenga ganas de ir a la cancha”, pero, además, que “los jugadores también tengan un apoyo de parte de la Liga, de la Federación, porque es un esfuerzo que hacemos para ir tan lejos y no ser tratados como delincuentes”.
Lo que dijo Ortíz sobre su expulsión:
Por su lado, Ortíz describió que “a los 20 minutos del segundo tiempo fuimos a una pelota dividida con el 7 de Brown, nos caemos juntos y yo, sin querer, le pego por la cara, pero no fue alevoso, no fue un codazo, no fue una piña”, sino un impacto producto del movimiento en la caída
Acotó que “el árbitro cobra lateral, no cobra falta, pero empieza a reclamar el banco (de Brown)” dado que el incidente fue cerca de ese sector y, ante esa presión de los suplentes del local, “el árbitro va a hablar con la Jueza de Línea, quien le dice que no, que no fue ni para amarilla y él agarra, toma su decisión y me saca roja”.
Tras la roja, Ortiz aclara que el Juez “no me dice nada, no me quiere explicar” y ante su insistencia para lograr alguna respuesta sobre el motivo de su expulsión, a la que se suma Carlos Scappini, fue que el árbitro convoca a los policías para que intervengan.

Fuente y foto: Norte Misionero