25 de junio de 2024

Brown hizo el gasto y Candelaria los goles

Brown hizo los mayores méritos, pero Candelaria fue práctico y se llevó los tres puntos.

Candelaria derrotó como local a Jorge Gibson Brown 2 a 1, en partido correspondiente a la cuarta fecha del Torneo Apertura «Carlos Rueda» que organiza la Liga Posadeña de Fútbol. El arquero Gustavo Lesniczuk del local fue la gran figura del encuentro, por sus intervenciones, por el penal que le detuvo a Fernando Verón a los ocho del segundo tiempo, y por la infracción que le cometió en tiempo de descuento a Gonzalo Villaba, que le costó la roja, evitó una ocasión clarisima para el empate verdirrojo.

En el primer tiempo, Brown controló el partido, manejó las acciones, generó las mejores oportunidades, especialmente en los pies de Ebenau a los 34 y 40 de esta etapa, luego de dos grandes corridas y buenos centros de Samaniego, que desbordaba permanentemente a Monzón.

Cuando Candelaria intentaba salir en ofensiva, su traslado se hacía lento, y al perderla, provocaba el contragolpe verdirrojo, que sin embargo, careció de eficacia para plasmar en el marcador la diferencia que existía en el trámite.

El segundo tiempo

Apenas se inició el complemento, Brown dispuso de una nueva oportunidad de desequilibrar el partido, pero el arquero local se lo impidió. Y a los 8:30 una infracción de Monzón generó la sanción del penal favorable a Brown, que el mismo Lesniczuk se lo detuvo a Fernando Verón.

No obstante dilapidar el penal, el conjunto visitante siguió controlando las acciones y a los 18 minutos, un centro de Olivera, pasado, fue conectado al medio por Verón y el central Zarza entrando por el centro la tocó al gol.

A partir de la conquista, el cotejo no varió, ya que Brown continuó con su tesitura ofensiva, y en su búsqueda, que Suiresz acentuó con los ingresos de Villalba, Báez y Dahmer, no pudo aumentar el marcador.

De a poco, el local salió de su letargo, y comenzó a discutirle la tenencia a su rival. A los 31, tras un rechazo largo de la defensa rojiblanca, Méndez se filtró entre González -que había reemplazado a Rodríguez- y Zarza, y al enfrentar a Forza la punteó con la zurda para decretar el empate.

La paridad sacudió al partido, que ganó en intensidad y en emociones, y a los 35 Osorio de tiro libre puso el 2 a1 para Candelaria, inmerecido por lo hecho por cada uno, pero un mérito a la practicidad para definir las ocasiones favorables.

En el final, Brown lo buscó con más ganas que ideas, y salvo la jugada que desencadenó la expulsión del arquero local, y el posterior tiro libre de Villalba con Méndez de improvisado guardameta, no tuvo posibilidades ciertas de igualar.

Candelaria, lo aguantó, luchó y fue efectivo para llevarse los tres puntos y alcanzar a su vencido en la punta de la tabla.