20 de julio de 2024

A Benegas le pasan cosas lindas

Nicolás Benegas, nacido en la ciudad de Eldorado tuvo un reconocimiento unánime por su actuación ante River la pasada semana.

Defendiendo al humilde Deportivo Riestra, y ante River Plate. Fue tan decisivo que hasta convirtió un gol, el segundo, de penal y que se lo cometieron a él mismo.

Sin dudas, la noche soñada para cualquier jugador y, por supuesto, que lo fue también para Nicolás Benegas.
Consultado, Nicolás dijo que en los mensajes que recibió de su padre, Juan Carlos, histórico arquero del Deportivo Vicov, de Eldorado,  él “me felicitó nomás por el partido que jugué y está contento por el gol”.
Al analizar él su desempeño, expresó que “estoy contento por cómo se dio el partido, por el gol a un equipo muy grande” como River.
Su ingreso, al inicio del segundo tiempo, cambió el rumbo del partido que había sido más favorable para el equipo de Martín Demichelis durante el primer tiempo, sobre todo, por las ocasiones de gol. ¿Qué le dijo el “Ogro” Fabbiani antes de entrar? Lo cuenta él mismo: “me pidió que vaya a jugar el mano a mano con González Pirez y poder generar algo más, tratar de aguantar en la última línea para poder llegar al gol y poder descansar también un poco con la pelota y no todo el tiempo correr para atrás (…) a mí me gusta aguantar y pivotear para el que viene de frente”.
Respecto al penal, Benegas dijo no haber sentido ninguna duda que lo fue, más allá que el inicio de la falta fue afuera del área, porque su marcador, Bosselli “me agarra y no me soltó en ningún momento” hasta ingresar a la zona de pena máxima.
En cuanto a la responsabilidad de la ejecución, el eldoradense indicó que si hubiese estado en cancha el encargado de patear hubiese sido Jonathan Herrera, pero como salió reemplazado lo tomó él, y a pesar de que alguien se lo pidió, tenía la decisión de patearlo y hacerlo al lugar donde ubicó la pelota: abajo y contra el palo derecho del arquero de River Plate, Centurión. “Estaba con confianza, estaba seguro de que podía llegar a hacerlo”, expresó.
Benegas compartió su felicidad con los suyos. “Le dedico a mi familia que está acá conmigo siempre y a mis viejos, a todos los que están en MIsiones” como así también “a la gente de Vicov” y “a Miguel -Ortolá- y a Chopé (amigo del barrio y del Rutero), que me vieron  crecer”, terminó.   

Quedó a todos la imagen cuando el misionero Benegas se puso la pelota debajo de la camiseta en clara alusión al bebé que esperan con su pareja, “me están pasando cosas muy lindas, venía de una lesión por la que hace un mes y medio que no jugaba, y gracias a Dios  se dio contra un gran rival”.

Fuente: Norte Misionero