18 de junio de 2024

Tokio mostró su mejor cara y apabulló a Sarmiento de Formosa 75 a 50

Una muy buena demostración de juego colectivo desarrolló Tokio, que en el segundo cuarto liquidó el pleito.

Con un rendimiento superlativo en el segundo cuarto, que lo ganó 26 a 2, Tokio superó sin atenuantes a Sarmiento de Formosa, que triunfaba en el primer parcial 22-24, por 75 a 50, y no sólo volvió a la senda ganadora, sino que se transformó en el único puntero de la Zona B de la Conferencia Norte y aseguró su pasaje a la próxima fase del certamen, ya que ningún rival podrá desplazarlo de un eventual tercer lugar.

Tras un primer cuarto parejo, con un resultado cambiante, y con ninguno de los dos equipos pudiendo controlar el desarrollo, tras un buen inicio de los visitantes que se pusieron 4-9 en dos minutos y fracción, un parcial del local por 7 a 0 cambió el tablero en un 11 a 9. Desde allí hasta el final, el partido fue tanto a tanto, pero lo cerró mejor Sarmiento para llevarse el cuarto por 22-24.

Sin embargo, Tokio salió muy enchufado, presionando alto y con una marca muy agresiva y concentrada que le permitió robar cuatro pelotas y transformarlas en puntos. Pero además dobló las marcas y no le dejó resquicios a los tiradores que en el primer segmento habían logrado marcar tres veces desde el perímetro. Tan buena fue la marca que, el único doble que lograron los dirigidos por Rovner, lo consiguió Giménez a falta de dos segundos.

En el medio, dos triples de Tabbia, uno de Silvestrini y otro de González, apuntalaron una muy buena tarea colectiva para ganar el segundo cuarto por 26 a 2 y terminar la primera mitad del cotejo 48 a 26.

Luego del regreso de vestuarios, el anfitrión siguió manejando el juego, asfixiando a su rival y lastimando tanto desde el perímetro, como desde la línea de libres cuando su rival cortaba con infracción al no poder sostener los embates ofensivos. Aunque mermó su eficacia, siempre marcó el ritmo del juego tanto cuando Barrios -se mostró muy recuperado y en este cuarto convirtió 5 tantos- o Ayala conducían los ataques. González, aunque no anotó en la segunda mitad fue importante en los rebotes y saliendo a ofrecerse como descarga o cortinando a los lanzadores, y Krapp desnivelaba con su capacidad física mientras Silvestrino lastimaba de tres. Con ese esquema y absoluto control de juego, Tokio estiró ventajas para cerrar 67 a 38 ese tercer segmento.

El último cuarto sólo sirvió para cumplir, porque el local manejó el timming del cotejo, introdujo cambios para rotar el equipo y por allí pecó de exceso en alguna jugada, pero el rival, salvo por la verguenza de Giménez, Moroz o Ríos, no mostró ni siquiera atisbos de una reacción, que los de Ponissi siempre mantuvieron a más de 20 puntos, y que en el final quedó en 25 puntos, 75 a 50 para Tokio.

Daniel Tabbia con 22 volvió a convertirse en el goleador local y del partido, en tanto que Silvestrini, González y Krapp se anotaron con 12 puntos cada uno. Giménez con 14, y Ríos y Moroz con 13 los que más convirtieron en la visita.