16 de junio de 2024

«Persevera y triunfarás»: el mantra de Tokio para ganar hoy en Tucumán

Un partido incómodo de principio a fin. Demoras, cortes de luz, agresiones y un Tokio que sólo se puso al frente en tiempo suplementario «pintaron» el partido 1 de la serie.

94 a 86 cerró el tablero en este juego 1 de la serie de playoffs entre Tokio y San Martín. La disputa, porque lo fue, tuvo lugar en Tucumán donde un partido incómodo y trabado dejó grandes enseñanzas para el equipo misionero que consiguió la fuerza necesaria para ganarlo pese a todos los inconvenientes.

La primera parte contó con un San Martín enchufado, a sus anchas, en su casa. Con ímpetu y seguridad apostó a los tiros fuera del área pintada y no decepcionó. En el final del primer cuarto el «Santo» acumulaba 28 puntos sobre los 16 de Tokio.

Del lado «japonés» de la vida las cosas parecían venir un poco más difíciles. De hecho, algunas decisiones arbitrales generaron el enojo en el banco misionero y la consecuente desconexión mental con el partido.

Una racha, al promediar el segundo cuarto, consiguió que con triples de Tabbia y el apoyo de Krapp y González, lograran acercarse y achicar la diferencia a 8: 45 a 37

A falta de tres minutos, un acierto de Krapp ponía a Tokio a 3 de su rival en el tercer cuarto lo que ponía al equipo misionero en juego pero una mala defensa y una falta en zona pintada estiraron nuevamente la diferencia: 60 – 50 a 2.45 del final del tercero.

El camino a la reconstrucción de Tokio

Ponissi ante la decena de distancia en el tablero convocó a minuto. A su regreso, Krapp realizó uno de sus típicos amagues, forzó la falta – la cuarta para Julian – y se la dejó a González que amagó, se hizo lugar y se colgó del aro.

Jugada consecutiva, calcada: amague de Krapp, pase a su compañero y triple de González. Ya para ese momento el experimentado pivot sumaba ya 14 puntos en el total.

Así, Tokio con esa dupla segura de frescura y experiencia arrimaba el bochín a 5 puntos para finalizar la tercera parte. Flojo desempeño durante de ese trayecto de los reboteros en el área pintada que no sacaron provecho de los dos triples que falló Krapp y que hubieran apalancado el avance japonés.

El cuarto más largo del mundo

En el último tramo el guante inmediatamente lo tomó Krapp que fiel al dicho «persevera y triunfarás», se colgó del aro y metió 2 puntos que pusieron a Tokio en 62 – 59; sólo 3 puntos de distancia.

La quinta falta y expulsión para González con 16 puntos de aporte no contribuyó a lo que se quería construir pero renació Daniel Tabbia.

A un punto

Apareció Tabbia. Con triples y libres puso a Tokio a un punto. Era cuestión de apretar. En más de una oportunidad los esfuerzos sistemáticos de Tokio de acercar el puntaje para estar más cómodos y pensar con la cabeza fría, caían en saco roto por un trabajo flojo en defensa.

Y llegó la igualdad en 68 – 68 y acto seguido, el corte de luz y una agresión con un objeto que llegó desde la tribuna de San Martín hacia el banco de Tokio

Tras largos minutos en que Ponissi pidió garantías para sus dirigidos, volvió el juego. Krapp y Tabbia remaron la recuperación y a 11.2 segundos, el 5 misionero fiel a su esencia iguala en 74.

Minuto que pide San Martín y el cierre más esperado pero no; igualdad y suplementario.

Recién pasado un minuto del suplementario Tokio se puso al frente del marcador, 77 a 74 y de ahí construyó apoyándose en Tabbia, Krapp y Barrios como artífices del salvataje final, de no tirar la toalla en un partido que fue incómodo e inusual.

Punto aparte para la transmisión: díficil de ver para el espectador por la pésima calidad de la misma en BasquetPass.

La revancha será el martes en el Yamaguchi.